Un gatito con un magnífico bigote sale de la calle para ganarse corazones

La vida de una niña gato dio un vuelco cuando una pareja casada la recogió a ella y a su hermano de la calle, para que los dos se curaran bien, juntos.
Dos pequeños gatitos de una semana fueron encontrados en el área de Las Vegas sin una madre y llevados a un refugio local.

Patricia Lika, una voluntaria experimentada en sobreexposición, reaccionó rápidamente cuando vio un artículo sobre niños pequeños que necesitaban desesperadamente ayuda.

Unos días después, Patricia notó que los gatitos sufrían de oftalmía neonatal, una infección de los ojos cerrados. Inmediatamente comenzó el tratamiento: compresas calientes diarias, medicamentos para los ojos y antibióticos

«Esta es la realidad de los gatitos que nacen en la calle en un ambiente sucio, de las nuevas madres o de las madres que dan a luz camada tras camada», dice Patricia.
Hermano y hermana (Grogu y Leia) se animaron mutuamente en su cómoda y cálida cama. Grogu frotó su rostro contra su hermana, como si tratara de darle un poco de tranquilidad.

Leia Black and White no se vio completamente afectada por el tratamiento. “Nos preocupaba seriamente que uno de sus ojos ya no pudiera salvarse debido a un daño irreversible. «

(Visited 5 times, 1 visits today)